No hay edad para dejar de bailar

Ene 11 2016

No hay edad para dejar de bailar

Bailar…¿Hasta cuándo?

Gigi Caciuleanu: “No hay edad para dejar de bailar”

 

Dejar que el baile entre en la etapa madura de la vida tiene efectos terapéuticos en el cuerpo y en el alma de las personas.

Estudios científicos recientes dicen que el baile puede beneficiar al cerebro humano y prevenir algunas enfermedades importantes como el Alzheimer, pues a través de éste se estimulan muchas funciones del cerebro humano.

“El arte es un recurso al que no le hemos dado la atención debida” dice Thomas Prohaska, decano del College of Health and Human Services de la Universidad George Mason en Virginia (Estados Unidos) “Con la danza coreográfica, uno no sólo ejercita el cuerpo, sino que también escucha música y se mueve al unísono«.

Y aunque el efecto directo del arte tiene mucho camino por recorrer, puesto que los estudios son recientes sobre el tema,   la comunidad científica está atenta a los cambios que el baile puede traer sobre su salud, “estamos interesados en cómo desarrollar programas que tengan un impacto en la salud de la gente. Si identificamos que un programa específico tiene beneficios, la prioridad es cómo hacerlo accesible a mucha gente”, aseguró Lis Nielsen, directora de la división de Conducta e Investigación Social del Instituto Nacional sobre Envejecimiento (National Institute on Aging ANI), de Estados Unidos.

Bailar previene problemas de salud

En  el resto del mundo se están poniendo en práctica estos cursos de baile y esparcimiento para el adulto mayor. En España, por ejemplo, un equipo médico lanzó recientemente un programa de danza y canto para los adultos mayores, con el fin de mejorar su salud y su calidad de vida “Cantar y bailar ayuda a mejorar la coordinación y el equilibrio de los mayores además de potenciar la autoestima y superar la timidez de la persona”. Además, el estudio concluye que “bailar endurece los músculos, incrementa la flexibilidad, previene problemas de salud y merma las posibilidades de padecer enfermedades crónicas como diabetes, obesidad, hipertensión, depresión, osteoporosis o deficiencias cardíacas”. 

El baile puede tener otro tipo de ventajas para el adulto mayor. Según el estudio español:   “Con la acción de bailar se consigue reducir el riesgo de caídas, uno de los principales peligros para las personas mayores, pues se mejora el equilibrio, la fuerza y la movilidad. Para los mayores que padecen artritis, párkinson o demencia,  el baile es un complemento que estimula sus capacidades psíquicas y físicas”. 

 

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.