Las 6 cualidades de un buen profesor de danza

Nov 03 2015

Las 6 cualidades de un buen profesor de danza

El trabajo de un profesor de danza es tremendamente importante. A menudo son la causa de que los grandes bailarines decidan dedicarse a esa profesión, y la forma para llegar hasta lo más alto.

Por ello, no es de extrañar que muchas figuras de la danza agradezcan sin cesar a sus mentores.Al fin y al cabo, sin una enseñanza excelente, sería difícil para un bailarín dominar las técnicas necesarias para avanzar.

Entre todas las cualidades que un buen profesor de danza tiene, destacan 6:

1- Paciencia

La paciencia es una cualidad difícil para cualquier persona que hace ejercicio, y los profesores de baile no son una excepción. Gran parte del tiempo de trabajo de un profesor de baile transcurre enseñando los mismos pasos una y otra vez,  practicando los mismos movimientos para ayudar a los estudiantes a desarrollar una habilidad. La enseñanza requiere una gran dosis de paciencia y también implica el reconocimiento de que todo el mundo aprende de manera diferente, y sobre todo, a un ritmo distinto.

Contrariamente a lo que podría parecer, los grandes profesores no se sienten frustrados con los diferentes alumnos, sino que tratan de enseñarles desde su nivel y trabajar con ellos para que mejoren individualmente.

2- Profesionalidad

Los profesores de baile también tienen que ser profesionales (incluso cuando las cosas se ponen difíciles). Sus clases tienen que empezar a tiempo y terminar a tiempo. Además, los profesores tienen siempre esa virtud de responder con una sonrisa todas las preguntas, hasta las más absurdas.

3- Alentar a los estudiantes

«El arte de enseñar es el arte de ayudar a descubrir.» -Mark Van Doren

Un gran maestro de baile debe dar aliento a sus estudiantes. Aunque puede ser difícil de equilibrar el estímulo con la corrección, la capacidad de ofrecer críticas honestas y a la vez, consideración por el trabajo bien hecho, puede ayudar a un estudiante a sobresalir. El hecho de sugerir maneras para que los estudiantes mejoren, y animarlos a medida que avanzan, logra grandes mejoras en los estudiantes.

4- Mostrar respeto

Un profesor de baile excelente será sensible a los estudiantes y sus necesidades individuales. Ser maestro no se trata de recordar a los estudiantes que el profesor tiene un nivel más avanzado; se trata de ser capaz de enseñar a sus estudiantes en su propio su nivel, y ayudarles a mejorar.

5- Hacer fácil lo difícil

«El maestro promedio explica la complejidad; el profesor dotado revela la simplicidad. «- Robert Brault

Un gran profesor es capaz incluso de traducir movimientos de baile difíciles, de una forma que tenga sentido para cada uno de los estudiantes. Ésta no es una tarea fácil, pero un gran maestro está dispuesto a comunicar conceptos de diferentes maneras hasta que todos lo entienden. Tomarse el tiempo para llegar a cada estudiante (incluso a los que pueden requerir más explicación) es algo que los mejores  profesores están dispuestos a hacer.

6- Ser fuente de inspiración

Es posible que no se den cuenta, pero un buen profesor de baile inspira a otros cada vez que enseña. Los estudiantes lo utilizan como modelo a seguir, y aspiran a alcanzar su nivel.

Los grandes maestros de la danza son fáciles de detectar: aman el baile, y disfrutan compartiendo su amor por la danza con otros.

Si eres un apasionado de la danza, y eres profesor, una de las cosas más importantes que puedes hacer es transmitir a tus estudiantes lo que te gusta del baile. Al mostrar la belleza de la danza, te conviertes en una fuente más de inspiración.

«El mejor maestro es el que sugiere más que dogmatiza, e inspira a su interlocutor con el deseo de aprender por sí mismo.» – Edward Bulwer-Lytton

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.